martes, 20 de septiembre de 2011

No existe, por desgracia


                                                                  manera  de rellenar el vacío, ni tratamiento eficaz contra el dolor del amor perdido.
salvo una cosa; su regreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario